Cultura Locales

Señor de Mailín: Historia de amor de un hombre con su pueblo

pag1 mailin1
Gloria Aleman
Escrito por Gloria Aleman

En entrevista con El Diario de Malvinas, la hija de Laurentino Ávila relató cómo empezó a cumplirse el sueño de su padre de realizar en Villa de Mayo los festejos en honor al Señor de Mailín. Además, recordó aquellos primeros años de la celebración que sumó a miles de fieles y que actualmente, es uno de los encuentros más importantes en Malvinas Argentinas.

“En una sobremesa familiar, el padre Jorge Seilbold escuchó con atención la historia que le contaba mi papá Laurentino sobre como en Santiago del Estero él caminaba por el monte para cumplir su promesa con el Señor de Mailín”, comenzó a contar su hija, Ana Ávila. Y surgió la idea: “¿Si hacemos la fiesta de Mailin, acá en Villa de Mayo? Para los que no puedan ir a Santiago del Estero”.
A partir del relato, ambos comenzaron con la planificación. Ana comentó que “el primer objetivo fue conseguir la Cruz que finalmente se realizó en la carpintería de Fernández; luego, se convocó a los santiagueños de la zona, y la misma comunidad de Guadalupe se sumó”. Fue así que “desde un simple deseo se realizó por primera vez la celebración en mayo de 1976”.
En este marco, Ávila rescató que las fiestas expresan “una historia de amor de un señor con su pueblo”. “Se fue danto de a poco; que trajo alegrías y protestas pero la devoción superó todo”, dijo.
Con el paso de los años, y a pesar del fallecimiento de muchas de los precursores, entre ellos de Laurentino, la celebración siguió creciendo y se fue llevando a cabo con el mismo compromiso y seriedad. Ana expresó que continúa formando parte en cada uno de las organizaciones de las fiestas porque “es legado que le dejó su padre”.
Por otra parte, mencionó que uno de los años más significativos para la comunidad fue cuando la Cruz fue robada. En aquel momento, y en vísperas de la celebración, se tuvo que improvisar pintando un cuadro con la imagen, y fue el que salió para la procesión. “Se corrían muchos rumores de que se lo estaba vendiendo en pedasitos o que estaba tirado en el arroyo; y una vez, las mujeres organizaron una noche de oración para pedir por la vuelta de la Cruz. A los pocos días, y a partir de una estampa que recibió un señor con la imagen, informó que la había visto en un lugar de compra y venta; y de esa manera, se la pudo recuperar”, narró.
Para Ana, el Señor de los Milagros de Mailín es importante para su vida. A pesar de que cuando era pequeña no entendía su significado pero “con el transcurrir comenzó a sumarse al compromiso y a la devoción”.

Sobre el autor

Gloria Aleman

Gloria Aleman

Todavía sigo siendo una estudiante de la carrera de ciencias de la comunicación en la Universidad de Buenos Aires. A mediados del 2012, me convocaron para formar parte de un nuevo medio de comunicación local. Y así nació El Diario de Malvinas. Feliz de haber sido parte de un proyecto que hoy ya es una realidad.

Leave a Comment